En torno a la obtención de la visa americana existen innumerables mitos, de los cuales el principal es quizás aquel que afirma que la obtención de una visa es mera cuestión de suerte. Sobre esto la embajada es clara: “La Suerte nada tiene que ver con el hecho de recibir o no una visa de no inmigrante”. La decisión de cada oficial de visas está fundamentada en sus políticas existentes en materia de inmigración. Estas políticas propenden por garantizar ante todo la seguridad nacional, por lo que los oficiales consulares tratarán de cumplir estrictamente con dicha legislación.

Teniendo esto presente, lo principal que debemos tener claro son nuestras intenciones irreductibles de regresar a nuestro país dentro de un lapso de tiempo que no supere el autorizado. De aquí que sea fundamental contar con lazos fuertes como lo laboral, lo económico, lo familiar, o lo académico, cualquier cosa que nos comprometa a regresar. Parte de esta información queda registrada en el formulario DS160, pero es de suma importancia que esto mismo le sea transmitido al oficial de visas durante la entrevista.

Durante la entrevista debes estar consciente de que el oficial de visas asume que te quieres quedar en los EEUU. Es una postura oficial, basados en el enorme porcentaje de inmigrantes ilegales que ingresan, inicialmente amparados por una visa de turismo. Así pues, el oficial consular se enfocará en lo que no tienes, y las razones de toda índole que induzcan a pensar que una vez obtenida la visa viajarás para migrar: desempleo o un empleo mal pago, no estar estudiando, no tener familia, no haber salido antes del país, etc.

Por esta razón es importante, durante la asesoría, concentrarnos en destacar los aspectos positivos de tu perfil, para que aquellos puntos que no convenzan de forma objetiva al oficial consular no figuren en un primer plano.

Entonces, ¿Cómo debo responder a las preguntas del oficial consular?

  • Debes exponer de forma clara y concreta las razones de tu viaje en el momento en que se te pregunte.
  • Mostrarte seguro
  • Responder solo lo que se te está preguntando, ni más ni menos.

Y ¿Qué debo evitar a toda costa durante la entrevista?

  • Titubear, dudar o guardar silencio. Esto puede ser interpretado como que tus intenciones no son claras y no coinciden con las razones expuestas en el formulario. Si te preguntan hace cuanto trabajas di exactamente el tiempo que llevas trabajando sin tomarte mucho tiempo para pensar.
  • Contestar algo diferente en relación con lo que se te ha preguntado: Es decir, si te preguntan cuánto tiempo planeas permanecer en EEUU no respondas: “Disneyworld”, o “no sé”.
  • No refutes la decisión ni seas agresivo

¿Qué tipo de preguntas pueden hacerte?

  • Familiares: ¿Con quién vive? ¿Su familia va a acompañarle? ¿Tiene familiares en EEUU? ¿Por qué no lo acompaña su pareja?
  • Laborales: ¿En qué trabaja? ¿Hace cuanto trabaja en esa empresa? ¿Cuánto son sus ingresos? ¿Dónde trabaja? ¿Cuáles son las funciones de su trabajo?
  • Razones del viaje: ¿Dónde va a alojarse en EEUU? ¿A qué lugar se dirige? ¿Cuánto tiempo planea quedarse en EEUU? ¿Se va a quedar en EEUU?

Existen otras muchas preguntas que pueden hacerse en relación a cada perfil. Para ello contamos con asesores que, basados en el estudio de su perfil, pueden orientarlo respecto al abanico de preguntas que pueden hacerle durante la entrevista, para que sepa cómo y qué responder en cada una de estas. Sin embargo, la premisa general es estar seguro y no titubear.

Si deseas conocer más sobre el proceso de solicitud, y recibir el más completo asesoramiento para la obtención de tu visa, comunícate con uno de nuestros asesores y programa tu estudio de perfil sin costo.

Categorías: Tips de Viaje

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *