Paulatinamente los diferentes sectores de la sociedad van recuperando su antiguo ritmo, adaptándose a lo que desde ahora se le conoce como la “nueva normalidad”.

Luego de meses de encierro muchos han vuelto a salir con firmes deseos de viajar, de conocer otros destinos, otros climas, otras culturas. Aunque el turismo fue uno de los sectores más golpeados con la pandemia, existe en torno a ella una tendencia fuerte en favor de su recuperación: La gente quiere viajar.

Con la apertura de algunos Centros de Atención al Solicitante y embajadas, los trámites para solicitar visas a destinos como Canadá, EEUU y Reino Unido están rápidamente alcanzando cifras semejantes a las observadas comúnmente en la época antes de pandemia.

Por ello queremos compartirte algunos consejos para la solicitud de tu visa en épocas de pandemia, y de esta manera incrementar tus probabilidades.

  • Información financiera: La pandemia ha afectado muchísimos bolsillos, pero como para la mayoría de las solicitudes debes presentar tus estados financieros, es importante que estés en condiciones de demostrar que la emergencia sanitaria no significó un golpe considerable en tu economía; es decir, poder evidenciar que tus ingresos se mantuvieron estables durante los meses de confinamiento.
  • Empleo: Así como tus ingresos deben haber sido estables, tu empleo, negocio propio, o cualquiera que sea la fuente de tus ingresos, es recomendable que sean los mismos desde antes del inicio de la pandemia. Esto no solo demuestra que existe una estabilidad económica, sino también laboral. 
  • Estudio: En caso de que no trabajes o tengas negocios propios, se ha de estar en condiciones de demostrar que se está haciendo algo, y la opción más viable es estudio. En esta categoría no nos referimos a cursos cortos, sino a alguna carrera universitaria, de posgrado, e incluso alguna carrera técnica. No son válidos, por ejemplo, cursos de inglés en algún instituto. La idea es que este estudio ya venga desde mucho antes de la pandemia.
  • Tener razones claras para viajar: Tener una razón para viajar siempre ha sido uno de los factores más determinantes a la hora de solicitar una visa, y en épocas de pandemia mucho más. Ejemplos de esto es: visitar un familiar (que esté de forma legal en el país de destino), tomar un curso corto, asistir a algún evento (vigente y con autorización de los gobiernos locales), por razones laborales.
  • Razones para regresar: Las tres primeras equivalen de por sí a razones de peso para regresar. Por eso es importante poder demostrar que la pandemia no te ha afectado negativamente como a muchas otras personas. Aparte de esto, es ideal mostrar otros lazos, familiares por ejemplo.

Aún es difícil prever de qué manera afectará la pandemia las decisiones de los oficiales de visa; sin embargo, es posible que en la medida que pase el tiempo se vayan adecuando normas al respecto, aunque es más probable que los cambios estén más asociados al viaje antes que a la solicitud de la visa.

Algunos destinos están aún pendientes por habilitar fechas para asignación de citas, como Canadá y Australia; sin embargo, continuamos trabajando en todos los destinos, diligenciando formularios, listando y revisando documentos, asesorando y realizando, sin costo, estudios de perfil… ¿Para qué destino deseas tramitar tu visa?

VISAS GO, El mundo a una Visa de distancia.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *