En VISASGO siempre nos hemos caracterizado por hablarle al cliente con claridad. Lo nuestro no es vender falsas ilusiones, y por lo mismo cada vez que un cliente nos contacta con la intención de iniciar un proceso de visado, hacemos un Estudio de Perfil personalizado con el fin de descubrir no solo aquellos puntos que pueden jugar a favor de su aplicación, sino también aquellos que pueden afectarle negativamente. A partir de esto, el cliente se siente más seguro sobre si desea continuar o no con el proceso.

Teniendo esto en cuenta, hoy vamos a hablar de 3 mitos que son comunes en las consultas que nos hacen, y en los cuales hay depositadas muchas esperanzas a la hora de hacer una solicitud. Esto es aplicable para los destinos principales (hablamos respecto al flujo de aplicaciones de visas): Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, cuyas bases son un común denominador entre todas.

¿Si tengo una carta de invitación, es seguro que me dan la visa?

Muchas veces se cree que el tener una carta de invitación basta para que te otorguen una visa. Casi a diario nos encontramos en nuestras redes personas que abanderan una carta de invitación como si fuese algo definitivo, pero la realidad es que poco o nada pesa a la hora de hacer una solicitud. No quiere decir esto que no sea importante, pero si tu perfil no califica, tu carta de invitación carece de valor. 

Sobre la carta de invitación hay que tener claras dos cosas: De quien proviene la carta de invitación, y el perfil del solicitante. Si el perfil es alto, y por alto nos referimos a que cuenta con una estabilidad laboral y económica corroborable, y que está en capacidad de demostrar que no representa un riesgo de migración ilegal, su  solicitud va a tener las mismas probabilidades de ser aprobada con o sin carta de invitación. Lo mismo sucede a la inversa con un perfil no estable laboral ni económicamente: sus probabilidades son pocas sin importar la carta de invitación.

Pero, obviamente, esto no lo es todo. También dijimos que hay que tener en cuenta quien envía esa carta. “La carta me la envía mi pareja que conocí por internet, y quiero viajar para verlo porque nunca nos hemos visto presencialmente” o “La carta me la envía la tía política de un sobrino de mi prima segunda que no recuerdo siquiera como se llama” carecen de valor. Cartas de invitación que pueden ser tomadas en cuenta a la hora de solicitar una visa son aquellas enviadas, por ejemplo, por familiares directos, familiares a los que quieras visitar realmente; amigos con los que hayas compartido ya en otras oportunidades, y con quienes hayas mantenido contacto desde entonces; los organizadores de algún evento de cualquier tipo (una iglesia, un campeonato deportivo, un festival de música, una feria literaria, etc.).

La carta de invitación debe estar en sintonía con tus razones reales de viaje. 

¿Si estoy reportado en data crédito me van a negar la visa?

La realidad es que aunque esto nos lo preguntan con mucha frecuencia, en todos estos años nunca hemos escuchado  que a alguien se le haya negado una visa debido a ello. Es más, podemos asegurar que muchos de nuestros clientes han sido favorecidos con una visa de turismo pese a estar reportados. 

Muchas embajadas solicitan información financiera del solicitante, y lo que ellos quieren ver es que haya ingresos y ahorros… Muchos pueden tener esto y estar reportados, ya que los reportes (muchos de ellos de hace bastante tiempo ya) no son sinónimo de inestabilidad laboral. Pudo deberse al retraso de una deuda, a errores o malentendidos con el banco, problemas financieros del pasado, etc. 

Así que si estás reportado por cualquier razón, no te preocupes; ello no te va a afectar.

¿Si me compro un paquete turístico me van a dar la visa?

Varias veces nos hemos encontrado con este caso, pero cuando ya el cliente ha adquirido el paquete… Lastimosamente el haberlo comprado, sin importar su costo, no es garantía de que te vayan a dar la visa.

Algunas agencias de viajes (no muchas, por fortuna) se valen de este recurso para poder vender sus paquetes. Aseguran que el adquirirlos les ayudará a la hora de solicitar la visa, y son poco claros respecto a las políticas de reembolso en caso de negación. 

Cuando escuches cosas como “Si compras este paquete nosotros enviamos una carta a la embajada y ellos automáticamente el día de tu entrevista te la aprueban” retírate, te están mintiendo. Ninguna agencia tiene contactos dentro de ninguna embajada para poder influir en las decisiones de los oficiales de visas. Incluso nosotros, algo que dejamos muy en claro cuando iniciamos un proceso (y antes de que nos paguen) es que no podemos bajo ninguna circunstancia, y cualquiera que sea el perfil, garantizarle que le van a otorgar una visa. 

Existen muchos mitos más en torno a las visas, pero lo cierto es que por encima de cualquier mito la solicitud de la visa depende más que nada de la estabilidad que seas capaz de demostrar. 

Si tienes dudas ponte en contacto con uno de nuestros asesores. Estudio de perfil sin costo.

Categorías: Tips de Viaje

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *