Obtenido de internet


No te vamos a mentir: Nueva  York es uno de los lugares más costosos para visitar, pero es también uno de los más icónicos, y te aseguramos que el costo valdrá la pena. Pero cómo sabemos que no eres multimillonario, ni cuentas con lingotes de oro como ladrillos bajo tu cama, te  compartiremos una serie de tips que te ayudarán a ahorrar unos dólares en ese anhelado viaje.

  1. Propinas

Existen en Nueva York y en gran parte del mundo restaurantes con servicio a la mesa. Estos sitios cobran de forma automática en la factura de tu comida un importe mínimo del 15% por concepto de propina, y no, no es algo voluntario. Pero si deseas ahorrarte esto, existen también restaurantes sin servicio de mesa en los cuales, obviamente, no estás obligado a dejar una propina, y no correrás con el riesgo de ser perseguido por un furioso mesero al término de tu cena.

2. El agua es gratis

En la mayoría de lugares de nuestro país, cuando pides agua, te traen una botella, la cual por lo general está lejos de ser económica. En Nueva York, por fortuna, no. Puedes entrar a cualquier restaurante, y sin que hayas aún elegido tu cena, ya tendrás sobre tu mesa una jarra con agua fría, la cual te será llenada cuantas veces quieras. Esto representa un ahorro enorme considerando los elevados costos de un refresco (unos USD$4) o una cerveza (unos USD$8), además de ser mucho más saludable.

Incluso, si solo quieres hidratarte, y no consumir nada, puedes entrar y con toda naturalidad pedir una jarra de agua, y permanecer allí hasta que recuperes tu energía, sin que tengas que padecer el acoso y la mirada recriminatoria de un encargado o mesero. 

3. Metro Card

La mejor forma de conocer una ciudad es caminando… Pero en Nueva York eso es casi imposible, y ciertamente muy agotador. Puedes comprarla en cualquier estación del metro o en kioskos, y recargarla con cuánto dinero quieras. Te servirá tanto para el metro como para los buses urbanos, y te permitirá ahorrar mucho dinero en comparación a la compra individual de cada tiquete, o al uso de taxis, los cuales están lejos de ser económicos en la Gran Manzana.

Existe incluso una Metro Card que te ofrece viajes ilimitados por 7 o 30 días, si lo que planeas es hacer varios viajes por días. Haz el cálculo  previamente, evalúa los costos, y tu bolsillo te lo agradecerá enormemente.


4. Hospedaje

El hospedaje es lo más costoso en la Gran Manzana, si tomas un departamento (Airbnb, por ejemplo)  o un hotel. Si estos son tus casos, te recomendamos hacer las reservaciones con varios meses de antelación, tratando de elegir fechas que estén fuera de la temporada alta, y en distritos no centrales, como Queens, por ejemplo, el cual tiene conexiones múltiples con Manhattan.

Otra recomendación es, si vas solo o con tu novi@ todoterreno, que te animes a hacer Couchsurfing. Puedes descargarte la aplicación, ver las evaluaciones de tu anfitrión, y ahorrarte montones de dinero durmiendo en casa de otros usuarios. Esta práctica no tiene oficialmente un costo, aunque se entiende que hay que ayudar con un algo de mercado durante tu estancia allí, y si deseas al final dejar algo, lo puedes hacer.

5. City Pass o New York Pass

Existen una variedad de abonos turísticos que te permiten entrar a  la mayor cantidad posible de atracciones turísticas en un tiempo determinado.

Por ejemplo; la New York City Pass te permite ingresar a 6 sitios como La Estatua de la Libertad o El Empire State, a un precio mucho menor a comparación de si los visitaras de forma individual.

Otra opción es el New York Explorer Pass que te da entrada a cuantas atracciones puedas visitar (de una lista de 60) en plazo de 60 días.

El objetivo con esto es que ahorres si ya esto está dentro de tus planes, pero que al adquirirlos no te sientas obligado a visitar 30 lugares en 5 días. No solo habrás pagado mucho por algo que no vas a poder disfrutar enteramente, sino que acabarás muerto de agotamiento.

6. Museos Gratis

La mayoría de los museos en Nueva York cuentan con un día a la semana en que son gratis, u ofrecen una entrada sugerida. 

Es normal también que ciertos museos ofrezcan entradas gratuitas a las personas que realicen donaciones previamente en línea. Al hacerlo el museo te dará a cambio un pase, sin importar el monto de la donación.

Además de museos gratis, Nueva York cuenta con una infinidad de atracciones y actividades que puedes hacer gratis, y ahorrarte unos billetes.

7. Póliza internacional

Ya en un artículo anterior habíamos hablado de esto, pero te lo repetimos: Un seguro es caro cuando lo compras, económico cuando lo usas. Si te enfermas en Nueva York, o sufres un accidente, y no cuentas con un seguro internacional para afrontar los gastos, se te va a ir muy caro.  Hay seguros para todos los presupuestos, y cubren no solo temas de salud física, sino también temas legales, mecanicas, pérdida de equipajes, etc.

Si deseas conocer EEUU o cualquier otro país en el que se te exija visa, no sólo te brindaremos la asesoría necesaria, sino que te prepararemos para tu viaje, para que goces de una experiencia inolvidable. Recuerda que en VISAS GO te ayudamos a llegar.

Categorías: Tips de Viaje

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *